Hoy vamos a hablarte de los diferentes tipos de altavoces y te vamos a mostrar información de cada uno de ellos para que te sea más fácil saber qué opción encaja mejor con tus necesidades. 

Lo que está claro es que disfrutar de un buen altavoz nos permite disfrutar más del día a día, lo que significa que realmente es una buena opción tomar algo de tiempo para elegir el mejor modelo. 

Altavoces activos o pasivos 

Es importante conocer las principales diferencias entre los altavoces activos y pasivos. Y es que se puede decir que es una de las cosas más importantes a tener en cuenta. Una vez que conocemos las diferencias entre los dos tipos es más fácil elegir el tipo que mejor encaja con lo que buscamos. 

Altavoces activos 

Son los altavoces que no necesitan de un amplificador externo para funcionar. Gracias a eso, son más cómodos y eso hace que para el uso doméstico suelen ser los más demandados. Todo está integrado en una caja, lo cual es de agradecer.  

Si buscas altavoces activos, te recomiendo optar por los altavoces de Vulkkano.com. Los altavoces de Vulkkano son de muy buena calidad y nos permiten disfrutar entre diferentes opciones. Algunas opciones que no te van a decepcionar son A4, A4 ARC, A5 ARC, A6 ARC o D4. Esas opciones te permitirán tener la certeza de que los altavoces activos te darán muy buenos resultados. 

Es importante que sepas que estos altavoces lo único que necesitan para funcionar es una forma de señal y una conexión eléctrica. Con esa combinación ya pueden hacer su función. Realmente son prácticos y en cierta manera los más sencillos para los usuarios. 

Altavoces pasivos 

Son los altavoces tradicionales que destacan por ser en muchas ocasiones de alta fidelidad. En este caso tienen que tener un cable de altavoz y de amplificador para poder hacer su función.  

Es importante que sepas que los altavoces pasivos funcionan con una señal amplificada. Dentro de este rango podemos ver altavoces sencillos y otros complejos. 

Tipos de altavoces según la categoría 

Ahora vamos a mostrarte los altavoces divididos por categoría. Así te será un poco más fácil encontrar el modelo adecuado.  

Altavoces dinámicos: los altavoces dinámicos son los más utilizados y funcionan mediante un campo magnético que mueve un diafragma en forma de cono. Este tipo de altavoz consta de varios componentes clave, como un imán permanente, una bobina de voz, un cono y una suspensión. Cuando se aplica una corriente alterna, que corresponde a la señal de audio, a la bobina del altavoz, el diafragma vibra y desplaza el aire, generando así el sonido que escuchamos. Los altavoces dinámicos son los más comunes en dispositivos de audio como altavoces domésticos, sistemas de cine en casa y altavoces portátiles. Su principal ventaja radica en su robustez, economía y capacidad para producir un amplio rango de frecuencias. Sin embargo, pueden presentar distorsión a volúmenes muy altos y no son tan precisos como otros tipos de altavoces de alta gama. 

Subwoofers: los subwoofers están especializados en reproducir frecuencias bajas, operando en un rango de aproximadamente 20 a 200 Hz. Estos altavoces son omnidireccionales, lo que significa que emiten sonido en todas las direcciones. A estas frecuencias, el oído humano percibe más las vibraciones que las ondas sonoras. Los subwoofers suelen incluir un cono grande, un amplificador integrado en muchos modelos, y una caja de resonancia. Son comunes en sistemas de cine en casa, sistemas de sonido para automóviles y en configuraciones de audio profesional como conciertos y cines, donde son esenciales para proporcionar un sonido envolvente y potente. Aunque su capacidad para reproducir graves profundos es impresionante, su tamaño y peso pueden ser desventajas, además de requerir una configuración cuidadosa para evitar problemas de resonancia y vibraciones no deseadas. 

Altavoces de bocina: los altavoces de bocina consisten en un driver que transforma las señales de audio en ondas acústicas y una bocina que dirige y amplifica esas ondas sonoras. Este diseño los hace altamente eficientes y capaces de alcanzar niveles muy altos de presión sonora, lo que los convierte en una elección ideal para cubrir grandes áreas. Por esta razón, son los altavoces típicos en anuncios públicos en estaciones de tren, supermercados y otros espacios amplios. Aunque son muy efectivos para este tipo de aplicaciones, los altavoces de bocina pueden tener una respuesta de frecuencia desigual y suelen sonar menos naturales que otros tipos de altavoces debido a la forma en que amplifican el sonido. 

Altavoces electroestáticos: también conocidos como altavoces de condensador, ofrecen un sonido claro y detallado. Funcionan mediante el uso de una membrana de plástico fina y cargada eléctricamente entre dos paneles conductores que están cargados con voltaje opuesto, creando un campo electrostático. Estos altavoces requieren una fuente de alimentación externa y deben estar siempre conectados a una toma de corriente. Son especialmente valorados en sistemas de audio de alta fidelidad y aplicaciones donde la calidad del sonido es crítica. Sin embargo, no son efectivos en la reproducción de frecuencias bajas, suelen ser caros, grandes y requieren una fuente de alimentación constante, lo que puede limitar su uso en ciertas situaciones. 

Tipos de altavoces domésticos 

Si vas a comprar un altavoz doméstico, debes saber que puedes optar por diferentes tipos, te mostramos los más comunes para que los puedas reconocer.

Altavoces de pie

Los altavoces de pie son una elección popular para sistemas de cine en casa. Estos dispositivos ofrecen una amplia variedad de configuraciones y gamas de sonido, permitiendo ajustar la experiencia auditiva según las preferencias del usuario. Normalmente, incluyen un tweeter, un altavoz de rango medio y un woofer. Algunos modelos también integran un subwoofer, lo que proporciona una experiencia sonora aún más completa y rica. 

Altavoces Bluetooth

La tecnología Bluetooth ha transformado la portabilidad y comodidad en el uso de altavoces. Estos altavoces inalámbricos pueden conectarse fácilmente a dispositivos móviles, ordenadores y otros aparatos, proporcionando un sonido de alta calidad sin necesidad de cables. Aunque la mayoría de los altavoces Bluetooth necesitan estar conectados a una toma de corriente, también existen modelos recargables que permiten un uso completamente inalámbrico, aumentando su versatilidad y conveniencia. 

Barras de sonido

Las barras de sonido representan una opción híbrida entre los diferentes tipos de altavoces disponibles. Aunque no suelen destacar en las frecuencias bajas, su calidad sonora puede mejorarse considerablemente al combinarlas con un subwoofer. Esto permite alcanzar un rango de sonidos más amplio, mejorando significativamente la experiencia auditiva. Son una solución práctica para quienes desean mejorar el sonido de su televisor sin la necesidad de configuraciones complicadas. 

Altavoces de ordenador 

Inicialmente, los altavoces de ordenador eran pequeños y se conectaban directamente a la placa base. Sin embargo, con el avance de las tarjetas de sonido, la calidad del audio disponible desde el escritorio ha mejorado notablemente. Hoy en día, los altavoces de ordenador suelen venir en formato 2.1, ideal para usuarios que escuchan música de fondo mientras trabajan. Para aquellos que buscan una experiencia sonora más inmersiva, existen sistemas de sonido envolvente 5.1 y 7.1, que se conectan fácilmente mediante USB. 

Altavoces convencionales

Desde el inicio de la radio, los altavoces convencionales han sido una parte esencial de muchos hogares. Estos dispositivos incluyen un woofer, un driver y un tweeter, lo que les permite cubrir un amplio rango de frecuencias sin necesidad de adquirir múltiples altavoces diferentes. Pueden instalarse en el techo, la pared o incluso en exteriores, siendo ideales para cubrir áreas de tamaño medio y ofreciendo una solución versátil para diversas necesidades auditivas.